En Ituango temen nuevo desplazamiento en plena cosecha cafetera

Toda la informacion y cultura de nuestro Pais

En Ituango temen nuevo desplazamiento en plena cosecha cafetera

septiembre 27, 2021 Uncategorized 0

A casi dos meses del inicio del desplazamiento de 4.099 personas de 31 veredas de Ituango, un hecho de magnitudes sin precedentes en la historia local, en la zona rural aún respiran la zozobra y el miedo que generó las amenazas de los grupos armados ilegales que les ordenaron salir de sus casas.

En su momento, a este municipio del norte antioqueño lo aquejaron dos males: el desplazamiento de campesinos por amenazas, según las autoridades, de las disidencias de las Farc; y lo generado por las fuertes lluvias, que a su paso dejó bloqueada la vía y aislado a este territorio, además de decenas de damnificados.

Ahora ni la sensación de inseguridad ni los problemas del invierno han podido ser superados por las comunidades de las veredas en las que comentan tener miedo de que se presente un nuevo desplazamiento en vísperas o durante la cosecha cafetera. Un momento que los cultivadores esperan con ansias.

En las vías, el lodo, las piedras y los tramos de difícil circulación han crecido los tiempos para movilizarse de un lugar a otro; mientras que la presencia de los grupos armados en la zona, los combates con el Ejército y la mala percepción de seguridad en la población ha aumentado la zozobra de qué sucederá más adelante.

(Lea, además: Firmantes de paz desplazados de Ituango: más seguros pero con más carencias)

“Eso ha sido muy duro, estamos expuestos a que en cualquier momento tengamos que volver a salir. Para nadie es un secreto que esto que nos pasó a nosotros nos puede seguir pasando, por muchas razones. Por todo el conflicto que se ha estado viniendo en este territorio, por todas esas cosas que se están generando en luchas, nosotros somos los que estamos en medio de todo eso”, manifestó María Gil López, una de las lideresas de la vereda el Bajo Inglés, desde donde se desplazaron 38 familias (150 personas incluyendo niños).

Eso ha sido muy duro, estamos expuestos a que en cualquier momento tengamos que volver a salir

Habitantes de diferentes veredas advirtieron tener el mismo miedo de Gil López, precisamente cuando esperan la cosecha para “cuadrar todo el año”.

“Con la pandemia que hay, con la carestía de cosas, los precios de todo elevándose y enseguida va y le agregan de que nos desplacen en plena cosecha de café y nos quedemos sin siquiera con qué hacer nuestro propio sustento para el año entrante, definitivamente queda uno en la olla”, agregó.

Temen seguir teniendo pérdidas, porque durante las dos semanas que permanecieron en el casco urbano de Ituango, como ella muchos de los campesinos perdieron cultivos, animales y encontraron daños en sus casas. Aún así, la mujer sueña con tener un pueblo en paz, vivir sin tener que huir.

(Le puede interesar: Antioquia, una región imparable)

Compromisos de autoridades

En medio del caos que generó la llegada de dicha cantidad de campesinos al casco urbano, para su retorno el 2 de agosto, las autoridades se comprometieron a brindar seguridad a la población, entre otros aspectos, como llevar la oferta del Gobierno y mejorar la vía que comunica a varias veredas con el casco urbano de Ituango.

Uno de los aspectos prometidos y más prioritarios que reclaman las comunidades es el de la vía al río, por la cual se llega a veredas como La Georgia. Para llegar a allí se ha aumentado hasta en una hora el desplazamiento desde el casco urbano, por la inclemencia del invierno.

(También lea: ‘Tripulación’ de niños que sueña con ir a la NASA necesita un empujón)

Por la compleja carretera, la única posible, solo se ven pasar motocicletas de los pobladores de la zona, que se demoran más de un hora hasta dicha vereda y las escaleras, en las que el viaje puede tardar más de dos horas y media.

El brigadier general Juvenal Díaz Mateus, comandante de la Séptima División del Ejército, explicó a EL TIEMPO que las tropas de Ingenieros vienen avanzando en el mejoramiento de la vía para cumplir con lo que se comprometieron, de modo que se beneficien 7.000 personas.

Itaungo, Antioquia

Comunidades de distintas veredas de la población confiesan que no han superado la sensación de inseguridad

Foto:

Melissa Álvarez

Actualmente el proyecto que se divide en tres fases de 38 kilómetros en total avanza en la primera, que comprende desde la centralidad de Ituango hasta la vereda El Río, del que han realizado 6 kilómetros.

La segunda va desde este punto hasta la vereda Santa Lucía (18 kilómetros), se estima un recorrido de cinco horas para llegar al pueblo. Y la tercera (un tramo de 10 kilómetros), parte de Santa Lucía, pasa por el Puente del Inglés y llega a la vereda El Cedral, una de las partes desde donde salieron más desplazados.

Pese a que una de las preocupaciones es esta, también se cuestionan sobre la seguridad.

“Lo que hace que vinimos del desplazamiento no he visto Ejército ni nada por ahí, dicen que hay, pero no sé dónde. Yo en la vereda o para arriba, vereda La Miranda, que estamos cerquita, no he llegado a ver al Ejército. Estamos intranquilos porque hasta el momento no se sabe, se rumora que de pronto hay otro desplazamiento próximo”, expuso Pedro Daniel Oquendo, presidente de la junta de acción comunal de San Isidro, una pequeña vereda desde la que salieron 18 familias, unas 55 personas.

Frente a este tema, Díaz Mateus defendió que en la zona hay 400 uniformados y que han tenido resultados recientes, por lo que dicen estar cumpliendo a la población.

“Nosotros por eso estamos creando las condiciones, cumpliendo lo que prometimos, tenemos las tropas allá. A veces no están en la cabecera municipal, pero están en el área rural, tratamos de ser flexibles y moverlos a diferentes áreas, estamos haciendo lo de la carretera y estamos en continua comunicación con los presidentes de las juntas de acción comunal y esperamos que no se vaya a dar ese desplazamiento”, dijo.

MELISSA ÁLVAREZ CORREA
Redactora de EL TIEMPO
@Melissalvarez3