Perú: protestas contra el gobierno cumplen un mes

La presidenta peruana Dina Boluarte cumplió el sábado un mes en el cargo en medio de protestas contra su gobierno, que surgieron de la destitución de su antecesor Pedro Castillo por intentar disolver el Congreso el 7 de diciembre del 2022.

Las protestas, que exigen el adelanto de las elecciones generales, la renuncia de Boluarte y el cierre del Congreso, tienen mayor intensidad en las regiones del centro y sur del país, y han resurgido con nuevo impulso desde el miércoles en algunas zonas, después de una tregua parcial por las fiestas de fin de año.

La Defensoría del Pueblo reportó la tarde del sábado movilizaciones, paralizaciones y bloqueos de vías en 18 provincias, que equivalen al 9.2 % de todas las que tiene el país.

Además, registró 66 puntos de bloqueo en vías nacionales y enfrentamientos con fuerzas del orden en inmediaciones del aeropuerto de la ciudad de Juliaca, en la región Puno, en el sur peruano, con un saldo de 12 civiles heridos durante la jornada, la segunda manifestación de gran magnitud tras la registrada en la víspera.

El fotoperiodista de la agencia EFE Aldair Mejía resultó herido en la pierna por el impacto de un perdigón de la policía, según denunció, y fue conducido a un hospital local.

El reportero advirtió que en la clínica a la que fue trasladado intentaron registrar que la herida fue por el impacto de una piedra, pero insistió en que fue un perdigón de los que usa la policía.

La Asociación de Prensa Extranjera en el Perú (APEP), la Asociación Nacional de Periodistas (ANP) y otras organizaciones periodísticas deploraron el ataque al fotógrafo.

El aeropuerto de Juliaca mantiene la suspensión de sus operaciones como resultado de la violencia.

La Defensoría también reportó movilizaciones y concentraciones en 6 provincias, paralización de actividades en 3 y bloqueos en 17. Casi todas las provincias donde ocurrieron estas manifestaciones están en regiones sureñas de Puno, Cusco, Madre de Dios e Ica, y solo una en la región nororiental de Amazonas.

En Lima, las empresas de transporte terrestre de pasajeros mantienen la suspensión de viajes a las ciudades del sur peruano, donde las protestas continúan con intensidad.

Un sector del país cuestiona la participación del expresidente boliviano Evo Morales en reuniones con grupos opositores al gobierno en Puno, quienes se muestran partidarios a una secesión del país en que el sur peruano emerja como un estado aparte.

Ante esto, el congresista conservador José Cueto presentó una denuncia penal contra Morales, a quien acusa de promover la separación de las regiones del sur. En su demanda también pide que se prohíba la entrada de Morales a Perú.

En respuesta, Morales dijo en Twitter: “grupos oligárquicos de la derecha en Perú tratan de amedrentarnos con mentiras y denuncias insostenibles”. Añadió que “continúa la represión brutal contra hermanos indígenas que reclaman justicia, democracia y recuperación de sus recursos naturales” y adujo que “el Perú profundo ha despertado”.

“El único separatismo en Perú es causado por el racismo, la exclusión y discriminación de los grupos de poder de Lima contra su propio pueblo”, añadió en la misma red social.

Boluarte dijo que conversará con Migraciones del Perú para evaluar el caso de Morales.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.